Soluciones a medida

ORTOBIOLOGIA

Rama de nuestra especialidad, relacionada con las terapias biológicas regenerativas para el tratamiento de distintas lesiones en articualciones músculos y tendones.
Más información

CIRUGIA ARTROSCOPICA

Tecnología que permite trabajar dentro de articulaciones, con una cámara e instrumentación específica a traves de inciones muy pequeñas. Es especialmente útil en el tratamiento de patologías de tendones, ligamentos, cartilago, menisco y labrum.
Más información

UNIDAD DE CIRUGÍA ORTOPÉDICA AVANZADA

Vanguardia en Cirugía Biológica del Aparato Locomotor

CIRUGIA ULTRAMINIMAMENTE INVASIVA

Técnicas quirúrgicas en articulaciones, músculos y tendones, donde la tecnología ha hecho posible realizar incisiones muy pequeñas para poder tratar esas estructuras anatómicas con una precisión milimétrica y sin alterar estructuras adyacentes.
Más información

CIRUGIA DE CORRECION DE EJES Y PROTESIS

Técnica quirúrgica articular dentro de la rodilla, para reparar la lesión de cartílago y simultáneamente una cirugía fuera de la articulación que permite la correcta realineación, evitando que la lesión de cartílago progrese a una artrosis irreversible, que requiera una prótesis de rodilla a edades tempranas.
Más información

Por qué elegir UCOA como equipo:

En nuestro equipo creemos que el paciente es un ser humano con mucho más que un problema de rodilla o cadera. Es esencial poder visualizar globalmente el conjunto, para no caer en una medicina que se aleja de la persona.

La medicina es una arte que no nace para mayor gloria del médico, sino para poder ayudar al paciente.
Es evidente que la medicina ha incorporado muchísimos avances tecnológicos en los últimos años, pero paralelamente a estos beneficios técnicos y de conocimiento, se está alejando de la medicina humanística centrada en el paciente y su problema.

Una simple rotura de menisco, requiere un abordaje multidisciplinar para aglutinar todas las facetas que son esenciales para la mejora y el bienestar de nuestros pacientes. De nada sirve operar un paciente de un menisco, sin intentar antes concienciarlo de que debe corregir su problema de peso, que hay que estudiar su pisada para mejorarla si es preciso, con el fin de proteger la carga de la rodilla y evitar un deterioro precoz de la articulación, que existen terapias que no solo van encaminadas al dolor inmediato, sino que frenan o al menos ralentizan el deterioro articular, etc.

Otro claro ejemplo, son las patologías crónicas de tendones, cada vez más relacionadas con problemas de origen metabólico. Sino tratamos el paciente en su conjunto, jamás se librará de su dolor en el tendón. Igualmente las temidas contracturas crónicas en columna cervical y dorsal, tan íntimamente relacionadas con problemas de higiene postural, falta de ejercicio y problemas de ansiedad. Si solo tratamos la constractura con un masaje, jamás resolveremos el problema. Hay que asesorar al paciente para solucionar su problema postural, promoviendo cambios en la ergonomía laboral y doméstica, ayudarlo a que se inicie en un programa de ejercicio terapéutico adecuado a su problema y dolencia, provocar cambios alimenticios que le ayuden a la pérdida de peso e incluso abordar el problema de la falta de sueño y ansiedad que provocan este tipo de patologías tan frecuentes.

Creemos firmemente que el paciente no es un sujeto pasivo en el conjunto de una enfermedad. Es el eje central sobre el que pivotan todos nuestros esfuerzos y tratamientos, sin perder nunca de vista, que el paciente no es una “articulación” con problemas, sino una persona con un problema en su articulación. Siempre debemos mantener al paciente como protagonista principal de la solución, quedando el médico, como un asesor especializado que ayuda a reconducir la situación. Creemos que en pleno siglo XXI, es más importante que nunca, aunar esfuerzos para dar a nuestros pacientes las mejores y más vanguardistas opciones terapéuticas, junto con un abordaje humanístico de todo el conjunto. Ya es hora de que el paciente sea el verdadero protagonista de la solución a su patología. Escuchar, respetar la opinión del paciente, saber explicarle su problema y elaborar una estrategia con distintas opciones de tratamiento, promoviendo hábitos saludables, es tan importante, como saber colocar una prótesis de cadera.

No concebimos nuestra especialidad como un mera ciencia técnica muy especializada que trata lesiones en muchas ocasiones de forma paliativa, sino que nos centramos en una visión global, para poder adelantarnos, prevenir, evitar o al menos ralentizar la progresión de enfermedades degenerativas articulares. Somos especialistas en Ortobiología o medicina bioregenerativa, una nueva era de la Traumatología, donde la preservación biológica de articulaciones, músculos y tendones es el eje principal de los distintos tratamientos. Nuestra obligación primaria debe ser preservar y restaurar la articulación y si eso ya nos posible, realizar el tratamiento quirúrgico menos invasivo que solucione el problema.